4 claves para el éxito profesional en 2014

El análisis de 2013 se resume como un ejercicio lleno de cambios sociales y económicos, que las organizaciones han tenido que asumir en un corto período de tiempo. No sólo las personas, sino las empresas han tenido que afrontar cambios inesperados en la organización, que desmantelaron los planes de crecimiento y la estrategia corporativa.

Aunque, afirmó Ferrán Adriá, “yo no invento ingredientes, los ingredientes están ahí. Yo sólo me encargo de formar estructuras con armonía”. Las claves del éxito para 2014 a nivel empresarial y social se basan en teorías que todos ya conocemos, pero que, sin embargo, no se llevan a cabo.

A continuación, detallo 4 de las claves para conseguir una mayor eficiencia en este próximo año:

Ley de Pareto o principio 80/20: Mediante la cual sabemos que, centrándonos en las ventas, el 20% de nuestras cuentas generan el 80% de nuestros ingresos. ¿Has analizado detenidamente el número total de clientes que tienes y las horas que inviertes en ellos? Esta ley le ayudará a establecer su rango de prioridades.

Principio de Peter o teoría de la incompetencia: Con su famosa afirmación en la que afirma que en una jerarquía, “cada empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia: la crema sube hasta detenerse”. ¿Tienes los perfiles ideales en tus equipos de trabajo? ¿Es su sistema meritocrático? La excelencia se trata de la visión de estructura que tienen los miembros de un equipo de trabajo.

El efecto Dunning-Kruger: El cual nos habla de la superioridad que tienen algunos miembros de nuestros equipos de trabajo o empresa sobre otros. Su segundo postulado, “Los individuos incompetentes son incapaces de reconocer las verdaderas habilidades en los demás”, nos da la clave de este próximo 2014 en nuestras organizaciones. ¿Qué perfiles tienes en tus líneas de comando? ¿Saben aprovechar las cualidades de los miembros de su equipo? Entendiendo que no generamos abundancia solos, habría que prestar más atención a los disfraces que desdibujan el verdadero talento en las organizaciones.

La importancia de la empatía: Y sobre todo basándose en el último artículo que el “Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional” publicó en La Razón, Bill Drayton. En el que afirma que debemos adaptarnos a sociedades en constante cambio con reglas sociales muy diferentes a las que nos han enseñado. Habilidades como la empatía, el trabajo en equipo, el liderazgo y la capacidad de generar cambios. No se trata de seguir reglas como si de un manual se tratase, la empatía será considerada un “valor” a tener en cuenta en nuestros equipos de trabajo. Será impulsor y arquitecto que construya grandes corporaciones de trabajo en este presente-futuro.

Ya sabes que no soy dado a utilizar constantes siglas que dificulten entender lo que quiero transmitir. La conclusión es muy sencilla: usemos el sentido común, reorganicemos nuestras estructuras empresariales y apostemos por nuestro gran tesoro, el «capital humano».

Felices fiestas y muchos éxitos profesionales y personales para este 2014 lleno de esperanza.