¿Por qué están cerrando los campos de golf en España?

A priori, puede resultar un artículo cargado de polémica, sobre todo teniendo en cuenta las últimas noticias del cierre de campos de golf que estamos sufriendo a lo largo de nuestro litoral.

Ni mucho menos es la intención de este post, el principal motivo sin duda, es dar a conocer y esclarecer las posibles razones que están llevando al cierre de algunas de estas instalaciones deportivas. Aunque desde mi punto de vista, y valga la redundancia, desde la más posible objetividad, dentro mi subjetividad, voy a informaros de cuáles son los motivos por los que existen campos de golf en situaciones de verdadera dificultad. Comenzamos por los cimientos:

1. ¿Se realizan estudios de mercado?.

Un estudio de mercado debe servir para tener una noción clara de la cantidad de consumidores que habrán de adquirir el bien o servicio que se piensa vender, dentro de un espacio definido, durante un periodo de mediano plazo y a qué precio están dispuestos a obtenerlo. Adicionalmente, el estudio de mercado va a indicar si las características y especificaciones del servicio o producto corresponden a las que desea comprar el cliente. Nos dirá igualmente qué tipo de clientes son los interesados en nuestros bienes, lo cual servirá para orientar la producción del negocio. Finalmente, el estudio de mercado nos dará la información acerca del precio apropiado para colocar nuestro bien o servicio y competir en el mercado. ¿Se tienen en cuenta estos estudios antes de desarrollar un proyecto de un campo u golf resort?

2. ¿Cuál es el Core Business de tu empresa?.

Este factor es decisivo, “el corazón de tu negocio”. ¿Realmente tu negocio está centrado en la explotación y administración de tu campo de golf? ó por el contrario hay otras líneas de negocio sobre las que está centrada la atención de vuestros Directores Gerentes. Ni mucho menos es una crítica a los máximos mandatarios ó propietarios de vuestra empresa, tan sólo es tener las cosas claras desde principios. ¿Tu negocio es el golf?, pues a desarrollar todas las acciones e inversiones necesarias para obtener el máximo rendimiento neto en vuestras cuentas de gestión. ¿Tu negocio no es el golf?, en este caso, tenemos que tener claro cuáles son nuestras prioridades, y por supuesto cuales son las líneas de gestión del activo, a fin de que no pierda su propia entidad y desarrollo. Vuestro campo de golf siempre va a ser el alma y el escaparate de vuestra empresa. ¿Comprarías una casa con un jardín mal gestionado?.

3. Del profesional al Gestor.

Hemos pasado de la época de manga ancha, en la que en períodos de abundancia se les entregaba la gestión de estos complejos a Profesionales del mundo deportivo del golf, la mayoría profesionales de la PGA, (Professional Golf Association) que no dejaban de ser jugadores profesionales desplazados al mundo de la dirección empresarial. Estos Directores de golf, “golf pro´s”, han sabido enraizar la esencia y la cultura del mundo deportivo del golf. Tenemos que ser conscientes que no deja de ser un deporte con costumbres muy arraigadas, y que sin duda, estos Pro´s han sabido compartir en una sociedad no muy acostumbrada a este deporte tachado de elitista. Ni mucho menos es una crítica al gestor, que sin duda, tiene que estar suficientemente cualificado para la gestión de un activo tan importante como un campo de golf u golf resort. Tan sólo destacar la diferencia tan abrumadora de administrar de un perfil de management, centrado en resultados económicos, al de un perfil profesional, con objetivos de administración de un Club. ¿Tenemos perfiles híbridos entre estas dos figuras en nuestros campos?. La pregunta no se centra en el área de dirección, sino en la de ventas, marketing y operaciones.

4. Comunicaciones.

Aunque hablamos de una temática que debiera estar contemplada en el Estudio de Mercado. Nos preguntamos ¿Se construyen los campos teniendo en cuenta las conexiones aéreas y terrestres?. A ver, si nuestro público y clientes potenciales se ubican en la zona donde vamos a desarrollar nuestro proyecto, además el core business es la venta de acciones, derechos de juego, etc, no es un factor muy determinante, pero, si nos vamos a la línea comercial de campos de golf resorts, enfocado a la venta de salidas al público, nos preguntamos cómo pueden existir desarrollos empresariales de campos en lugares a más de 2 horas de los principales aeropuertos. ¿Tiene sentido? ¿Se tiene en cuenta la opinión de profesionales de las ventas de estos activos?

5. Inversión.

¿Se invierte lo suficiente en nuestros campos de golf y resorts?. ¿Se establecen planes de acción y mejoras con presupuesto asignado?. Tenemos claro que sin un plan de acción de mejora del campo planteado desde principios del ejercicio no es posible avanzar. No sé trata de tener unos presupuestos mínimos de mantenimiento para nuestro campo, que si es posible, sino la de adaptar un plan de acción en función de nuestros ingresos, enfocado en proporcionar mejoras que ayuden a mantener el estatus de ingresos del campo. ¿Cuántos campos nos hemos encontrado con un estado de mantenimiento pésimo?. De nada sirve realizar una buena política de acciones comerciales y de marketing, si el estado de tu campo no corresponde con lo que estás transmitiendo a tus clientes.

6. Falta de promoción por parte de entidades públicas.

No es una crítica destructiva, me reitero, sino todo lo contrario. Sabemos que las entidades públicas de turismo y deporte tienen asignadas partidas presupuestarias para la promoción de una industria que reparte millones a lo largo de todo nuestro litoral. La pregunta que nos hacemos es ¿Se hace lo suficiente?, ¿se realizan acciones con un ROI objetivo? ¿Por qué hay una difusión masiva del deporte rey en España como el futbol, y sin embargo escasa difusión a una industria como la del golf?.

Desde mi punto de vista son cuestiones que nos tenemos que plantear, sobre todo cuando hasta hace un año hemos tenido una fatídica subida de impuestos, tributando al régimen general. ¿Que acciones se están haciendo para remediarlo. Haciendo hincapié en el punto 5, una falta de inversión en el campo y en servicios irá en detrimento de nuestros ingresos. Eso si creo que nos queda bastante claro, a menos, menos.

Como referencia a este post, y sobre todo centrándonos en el último apartado de inversión, tengamos en cuenta los datos recogidos del artículo publicado por la revista Bloomberg de este pasado 17 de Abril www.businessweek.com/articles/2014-04-17/golf-course-sales-prices-climb-back-from-recession-lows . Un considerable aumento del 57% del precio medio de las tarifas green fees de los campos de Norte América, a pesar de haber tenido un total de 144 cierres de campos en el pasado año 2013. El ejemplo está en las acciones de mejoras implementadas por el propietario del Horseshoe Bend Contry Club. Y a ustedes ¿Qué os parece?. Creo que el debate queda abierto.